Archive | Poemas RSS feed for this section

Una danza acogedora

12 Feb

Yo te invito a una demora
Una danza acogedora
con el vaivén de tu pelo
a mis brazos vuelve sola
Llenemos de alegre magia
esta noche que nos toca
Alineemos nuestras almas
que el amor nunca se agota
cuando es verdad y se baila
la pureza fina y sobria
mussette que nos acompasa
adornada y tentadora
por la vida que nos ciñe
perpetua al vals de las horas

Sergio Gonzalez

Yo se

11 Feb
Yo se que la eternidad es sorda al grito de la piel que le implora.
Se que aparece, se oculta el sol y tiene la luna una apariencia traidora, que en plata brilla su obnubilante encanto, eleva las mareas, ayuda a pescadores y borrachos , hace maullar a gatos y tuerce cosas. Se también que un día, por todos los astros ya olvidado mi inseguro existir, sabe Dios, con o sin guía, por el sendero de la nada ha de partir.
 
Sergio Gonzalez

Demaquilla todo

11 Feb
Desmaquilla todo amiga, quítate sombras, brillos, polvos y la constante trama que para mostrarte llevas, que la madrugada espera adorable y cómoda para derramar tus preocupaciones , ansias y penas en un lapso adormecido sin vicios y conceptos. Desmaquilla todo, ese amor, lacerante o casi frito , la abrumadora pose y estática virtud que la calle espera, la agotadora tarea de hallarte todo el tiempo siendo todas las mujeres buenas del enlodado universo. Deja tu cara limpia , tu alma tierna y corre donde Morpheus, tal ves un nuevo mensaje esperanzador te entregue con un rostro pulido sin reglas ni esos conjuros mundanos que esclavizan y queman.
 
Sergio Gonzalez

Amigo silencio

11 Feb
Amigo mio, silencio!
Me llevas a lo mas recóndito del tiempo,
te detienes en mi, calmo, ajeno, con una herencia ahuecada que no comprendo, arrastrándome hasta tu fin, antiguo arte etéreo de útero y morir.Me arrancas de la incontrolable, imparable montaña de los hechos y me veo vació de sentir, huyendo hacia una despoblada belleza donde lo que alimenta es lo sereno, del no creerse nada, de callar en todo momento, enterrar esas batallas en el mas intimo universo y vivir suspendido como muerto, sin las acostumbradas voces del intelecto, malhumoradas de tanto gritar, pedir, llorar con risas, alaridos y lamentos, aquellas cosas que al nacer nos prometieron, atándonos, envolviéndonos, sabrosas, olorosas, ocultas y deliciosas, acariciando el pensamiento que de a poco al existir se embota en un amargo sendero, donde a veces, tu, mi perfecto amigo silencio brotas. Salvador, guerrero que al ruido de la humanidad agotas.
 
Sergio Gonzalez

Deseo, parasito que como reo me tiene

29 Jan

Deseo, parásito que como reo me tiene encadenado a ilusiones varias,
tomando sin saber lo que se viene de la ajena oscuridad en donde tramas
para los vivos diversas suertes, destinos que hieren, derrotan o ensalzan.
Con insólito arsenal de poderes y divinas, variadas mascaras te mueves
por ríos de lo indeciso, angustias, alegrías, placeres y otras estrategias del alma.
Altares y propuestas viertes, modas que ingenuos los hechizados abrazamos
viciosos por algún día llegar entender la razón del como y porque nos atas.

Sergio Gonzalez

Espejismo fantastico

29 Jan

Debido a lo nupcial entre tierra y cielo fui pensado.
Una energía que jugaba en ondas sobre un tablero negro,
sin saber de lo correcto o lo errado me rugió cual trueno.
En una región de anteriores resultados se gesto el momento.
Por las pasiones de la nada y sus intentos fui engendrado,
llegue durmiendo con los ojos abiertos a un ideal plantado.
Como todas las entregas a lo cierto en sus previos pasos.
Por la inocencia desordenada de lo bello me vi viajando.
Yo, mi primer descubrimiento, sensación, estado y así
fui tras de los vientos, queriendo conocer por sus alientos dados,
el misterio que mordió el silencio y en lo concreto me afianzo
bajo esta bóveda que contiene, me cubre con su cielo lejano.
Me fui desarrollando, los pasos ignorantes de ejecutado y nuevo
van donde el candor le va dictando, todo esta aquí para explorarlo.
Inevitable es imaginar lo que puede ser verdad o solo cuento.
El brillo de la luz de apilados astros es testigo y guía cuando marcho.
Ahora encuentro una voz y voy parlando a la manera de lo escuchado,
la complicidad de lo que espero sin saber lo que habrá de acompañarlo.
Me han creado a mi y yo a un sendero, que no parece tener final pactado.
Un sin numero de lugares, como ansiosas promesas voy hallando,
algunos fértiles embriagan incitándome, llamando al sosegado descanso,
otros me reciben con oscuros fuertes, cerrándose a mi súbito presente.
Ahí fue que percibí la primera amargura reticente de no ser aceptado,
el miedo de perder tensando lo que ha de ser o fallara en mi huesuda suerte
que devino como esclava del tiempo, dibujado conjunto comprendiéndose
en lo aparente, bordado por una manía de desplegar, expresar la fuente.
De ese primer miedo nació el embrión, el rudimento de hacer un trabajo
al saber que no quería vivir parado sin imitar lo que me dono al terreno.
Entre todas las visiones he buscado, sobre un manto de anuarios y eventos,
esculpir un divino conocimiento que me lleve a regresar a lo extasiado,
donde pertenece esta raza de sangre con su legado que aquí se envilece.
Cosecha de semillas inconscientes liándose entre viajes, espejismo fantástico.

Sergio Gonzalez.

Pero tu…

24 Jan

Te he visto feliz, también muriendo
He escuchado tu grave, triste sinfonía
Tu nuez tragando amargo ante un suceso
Imprevisto gesto al digerir noticias
Te he mirado asistir a algún encuentro
y volver enardecida de alegría
Enfermar de dolor o huir de miedo
y bailar efusiva algunos días
Te he visto acariciando un rostro
y ante otra cara te he notado esquiva
Denunciar con la mirada algo penoso
o desarmar con ella a quien querías
Te visto por las calles, con tu sombra
Como paloma en balcones sostenida
Te he visto en tantas cosas que te nombran
pero tú no me has mirado todavía

Sergio Gonzalez

%d bloggers like this: