Archive | Frases y escritos RSS feed for this section
9 Jun

Aun me quiero, no por lo que soy, pero por lo que podría llegar a ser. 

Sergio Gonzalez

Advertisements

Demaquilla todo

11 Feb
Desmaquilla todo amiga, quítate sombras, brillos, polvos y la constante trama que para mostrarte llevas, que la madrugada espera adorable y cómoda para derramar tus preocupaciones , ansias y penas en un lapso adormecido sin vicios y conceptos. Desmaquilla todo, ese amor, lacerante o casi frito , la abrumadora pose y estática virtud que la calle espera, la agotadora tarea de hallarte todo el tiempo siendo todas las mujeres buenas del enlodado universo. Deja tu cara limpia , tu alma tierna y corre donde Morpheus, tal ves un nuevo mensaje esperanzador te entregue con un rostro pulido sin reglas ni esos conjuros mundanos que esclavizan y queman.
 
Sergio Gonzalez

Amigo silencio

11 Feb
Amigo mio, silencio!
Me llevas a lo mas recóndito del tiempo,
te detienes en mi, calmo, ajeno, con una herencia ahuecada que no comprendo, arrastrándome hasta tu fin, antiguo arte etéreo de útero y morir.Me arrancas de la incontrolable, imparable montaña de los hechos y me veo vació de sentir, huyendo hacia una despoblada belleza donde lo que alimenta es lo sereno, del no creerse nada, de callar en todo momento, enterrar esas batallas en el mas intimo universo y vivir suspendido como muerto, sin las acostumbradas voces del intelecto, malhumoradas de tanto gritar, pedir, llorar con risas, alaridos y lamentos, aquellas cosas que al nacer nos prometieron, atándonos, envolviéndonos, sabrosas, olorosas, ocultas y deliciosas, acariciando el pensamiento que de a poco al existir se embota en un amargo sendero, donde a veces, tu, mi perfecto amigo silencio brotas. Salvador, guerrero que al ruido de la humanidad agotas.
 
Sergio Gonzalez
Quote 29 Jan

…descansa mi fuerza sobre una despreocupada cama, entregando confiada su distendido musculo a la esperanza que tiene flores varias y habrá de aparecer sobre cada absurdo que los hombres plasman.

Sergio Gonzalez

Espejismo fantastico

29 Jan

Debido a lo nupcial entre tierra y cielo fui pensado.
Una energía que jugaba en ondas sobre un tablero negro,
sin saber de lo correcto o lo errado me rugió cual trueno.
En una región de anteriores resultados se gesto el momento.
Por las pasiones de la nada y sus intentos fui engendrado,
llegue durmiendo con los ojos abiertos a un ideal plantado.
Como todas las entregas a lo cierto en sus previos pasos.
Por la inocencia desordenada de lo bello me vi viajando.
Yo, mi primer descubrimiento, sensación, estado y así
fui tras de los vientos, queriendo conocer por sus alientos dados,
el misterio que mordió el silencio y en lo concreto me afianzo
bajo esta bóveda que contiene, me cubre con su cielo lejano.
Me fui desarrollando, los pasos ignorantes de ejecutado y nuevo
van donde el candor le va dictando, todo esta aquí para explorarlo.
Inevitable es imaginar lo que puede ser verdad o solo cuento.
El brillo de la luz de apilados astros es testigo y guía cuando marcho.
Ahora encuentro una voz y voy parlando a la manera de lo escuchado,
la complicidad de lo que espero sin saber lo que habrá de acompañarlo.
Me han creado a mi y yo a un sendero, que no parece tener final pactado.
Un sin numero de lugares, como ansiosas promesas voy hallando,
algunos fértiles embriagan incitándome, llamando al sosegado descanso,
otros me reciben con oscuros fuertes, cerrándose a mi súbito presente.
Ahí fue que percibí la primera amargura reticente de no ser aceptado,
el miedo de perder tensando lo que ha de ser o fallara en mi huesuda suerte
que devino como esclava del tiempo, dibujado conjunto comprendiéndose
en lo aparente, bordado por una manía de desplegar, expresar la fuente.
De ese primer miedo nació el embrión, el rudimento de hacer un trabajo
al saber que no quería vivir parado sin imitar lo que me dono al terreno.
Entre todas las visiones he buscado, sobre un manto de anuarios y eventos,
esculpir un divino conocimiento que me lleve a regresar a lo extasiado,
donde pertenece esta raza de sangre con su legado que aquí se envilece.
Cosecha de semillas inconscientes liándose entre viajes, espejismo fantástico.

Sergio Gonzalez.

El instinto

22 Jan
Hablemos de ese rió rebelde que es el instinto, quien jamas permite que lo educado, lo regulado o establecido le cambie su cause, trae una insistencia desde donde venimos, esos espacios delirantes de los que uno poco sabe y se mueve en todos los aspectos de esos destinos en nuestro humano avance, con su propio ruido de liquido divino, sus imaginarias aves, sus verdes ocres y otros de obsesivas y variadas intensidades. El instinto nos sostiene , lanza o sujeta y se mofa de nuestras debilidades, a veces nos enmascara como distintos sabiendo que todos los instintos son iguales, aun que no lleven el mismo recorrido cuando le dan vida al personaje detrás de cada carne.
 
Sergio Gonzalez

Inútil me es la luz

11 Jan

Inútil me es la luz si poco veo.Desde los ciegos deseos me derramo,
sirviendo a un anónimo jefe al que no se si le creo.Todo porque no veo.
Palpo cosas, algunas me las quedo, mas todo parece vano, opacos limites,
limitados reflejos de un mas allá excelso que espero.
Estar vivo es tan complejo! La piel se nos quema andando,
quebrados senderos agujereados por intermitentes conatos que intentan borrar
la insistente presencia de lo muerto.Trazos de huellas, ánforas, telas, fosas,
barcos fenicios chirriando su hundimiento, en diferentes costas donde mis ojos vivieron.
Sajones saqueando chozas, arte Helénico,escitas y una batalla en el hielo,
adoración de unos dioses en diversificados templos que curan hoy con historias,
diluvios, volcanes, eventos de tristezas o glorias, islas emergiendo hermosas
Quizás han sido Atlantes terrenos recuperados al reino de lo incierto,                                            Paisajes, cuevas y rocas que han persistido en explicar sus silencios o el aullido de sus vientos, ríos, que de tan transitados se negaron falleciendo, plantas, flores y animales aun llorando entre otras cosas la altiva alegría de soles viejos y la serena ternura de algunas sombras en su calendario de días, que no es el que llevo.
Empolvados momentos,plumas de águila, patas de camellos, roturas en mi alma o en monumentos y la mentira mas perfecta no afloja en su perverso cuento.
Nos devoran en horas, pisan nuestra calma, nos ahogan sucesos.
Los brillos que visten pocos opulentos muestran ribetes de oxido, sangre y hierro.
Perros que ladran lo mismo que sus canes abuelos, gatos que danzan las piernas
con sus modales secretos, sus hábitos tan elegantes y dos tumbas ancestrales en sus ojos.
Las bocas de todo el mundo, como siempre, se abren aun prisioneras de alimentos.
Todo lo que acontece es un poso inverso donde el agua que es divina siempre es cielo.
Ya al caminar no le miro sus nuevas mentiras, su nausea de nuevos-viejos, partos y entierros. Ese infinito sin pausas me da ojos que no puedo, medidas y sentimientos,     dureza y después una lenta desgracia (la misma de todos) de no saber, si a pesar de no ver certezas y si entornos, en esta turbulenta o apacible muestra de abundancias y retos,
aun después que se canse el otro de moldearme en su juego-tiempo, me asombre con otras alternancias de lo mismo y un regreso.

Sergio Gonzalez.



 

%d bloggers like this: