Manos vacías

27 Jun

Veo unas manos vacías y no son las manos mias
son las de un pueblo abatido con ansias de nueva vida
Siempre mordió la medida, nunca conoció de excesos
La nutrición de los huesos es aprehensión raquítica
No faltan nunca sonrisas en las bocas de ese pueblo
que vive inventando cuentos de leyes prohibitivas
colores en la descolorida y oscura noche amorosa
No puede hacerse otra cosa que ofrecerse a la delicia
y sobre la inmundicia concebir lascivas crónicas
energía misteriosa cooperando a hacer pasivas
las ilusiones mas vivas que aspiran a ver el rosa
de las turísticas losas de una ciudad privativa
con verde olivo en la cima y lodo al que no le toca
la abundancia estrepitosa que lleva de la otra orilla
el que partió de rodilla y vuelve de forma estoica
con su maleta pictórica y su raigambre infinita
Al carnaval de la critica le robaron las carrozas
Los diarios solo esbozan lo que le dictan de arriba
Las mentes ya solo abrigan distracciones comatosas
y las manos sediciosas, carentes, especulativas
combaten no situando arriba los brazos y la memoria
Es su manera viciosa de luchar contra esa vida.

Sergio Gonzalez

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: