Las locuras

11 Feb

Las locuras

Las locuras han hallado su tiempo de amar.
Salen a corretear por los jardines de las almas
imponiendo sus estridentes ideas y deseando, deseando, deseando!
Como el alterado mar, van las locuras bañando todo el cuerpo
primero de admiraciones, luego de ardores, mas tarde de letanías
y finalmente de deprimidos suspiros.
Es que a las locuras no les fue otorgada la medida,
ni fueron encausadas por algún dios.
Ellas son tan impertinentes como las flores
que cuando nadie espera brotan,
son tan insolentes como el cielo sobre los paisajes
que se empeña en maquillarlos de sol o de lluvia
para que el observador, o tal vez el mismo sufra.
Las locuras padecen de un ritmo inconstante
y en eso radica su femenina belleza.
Son tan alienadas como el grito que sale de la boca
y nadie sabe en el espacial punto donde muere.
Yo las adoro cuando su tiempo de amar y el mio coinciden,
entonces bailó con ellas.
Que bellezas sueltas que son las locuras!
Usan diferentes trajes cosidos con la fibras de cada alma
lana, oro, perlas, lágrimas, cuero duro o tierna piel.
Ellas influyen lo mismo en los fondos que en las atmósferas,
en los edenes y en los infiernos,
también en la lucidez, que vive prisionera bajo ciertas reglas,
aun así ellas, las locuras, le danzan alrededor, por si un día…
tal vez, la perspicacia se ofusca.
Saben ustedes que le debemos la vida y la muerte?
Que alguien por ellas vivió su mas profundo amor?
También que han sido el terreno fértil de muchas buenas cosechas?
Que en cada puñal,en cada tirón, en cada beso prohibido tuvieron su fiesta?
Su tiempo de amar es eterno, porque sus almas son sus cuerpos
y no partes de ellos.
Amigas, que terminan dominando, dañando, entusiasmando o doblegando, aun así se necesitan.
No hay combatiente que en su interior no busque que lo desarmen y lo venzan.
Madres e hijas a la vez, amantes perfectas y guerreras contra todo lo que decae o se funda.
Esculturas creadas sin cincel que nos caminan y nos llevan
a los mas bienaventurados laberintos,
aunque a veces sus salidas son abismos.
Llamemosle siempre … sin endemoniados temores,
sin humanizadas fronteras, para que nos bailen,
para que nos desnuden, nos rasquen o nos laven con sus dislocaciones.
Seamos ellas aunque sea una vez por día!
Que se rompan los espejos y se levanten los vuelos del sueno!
Sus pesadillas o idilios sean bendecidos y sus besos marcados en la piedra del ser.
Hagamos que vibren entre los planos y que ondulen por nuestras cabezas,
que giman con sus desordenadas inflexiones y que lo rompan todo,
hasta la pureza, que los mas estirados gobiernos lloren,
los mas encogidos hombres se relajen, que se rompa lo recto,
que el metal se pudra como la madera, el núcleo sea el borde y de manera inverosímil, que para envejecer se embellezca.
Cuando las locuras se embrollen en las capas de cada segundo …entonces el pulmón vivirá sin el mas mundano oxigeno
y el dibujo de lo que vemos sera diferente, todo volara sin gravedad
en el entuerto del entendimiento, que vive muerto de aburrimiento
por encerrarlas, esconderlas, callarlas y querer conservarse sin ellas.
Que la fortuna las atrape y que todos los conceptos las contemplen.
En el giro de amor odio se anchen y se distiendan y que lo que han de parir sea de afuera para adentro.
Un inusual jolgorio, como jamas se ha visto, que de locuras se trata todo esto, o no?
Sergio Gonzalez.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: