La Habana en sueños

7 Apr

Hoy mentalmente camine La Habana con su sonrisa de soles infinita.

Sus rejas herrumbrosas me invitaban al pasado esplendor que la vestía.

Y de mis pasos la sombras como ramas desfiguraban la melancolía

de aquella ilustre canción que fue tocada por un  Lecuona lejano que moría.
Las aceras por raíces desterradas aun en pedazos se declaraban vivas.

Testigos de marquesas y de carruajes, épocas rotas por las modas de la vida.
El largo Prado como piernas me esperaba con dos leones acechando una bahía.

El horizonte que no duraba nada  cuando el  Castillo del Morro  me venia.
El túnel viejo y francés me señalaba que al este la Monumental me llevaría

en un santiamén hasta las playas de Guanabo, Tarara y Santa Maria.


El malecon de arquitecturas varias, curvilíneo me insertaba en La Puntilla

y una Quinta Avenida me esperaba  vestida con mansiones de otros días.
Marianao hoy divorciado de La Playa se junto en  concubinato con La Lisa

que comparte a Punta Brava por un lado  y si bajas te regala a Jaimanita.
Ya cansado de Mantilla me acordaba por aquello de la perdida y la silla.

Santo Suarez , Luyano y Nuevo Vedado en mi sueño se metían como aristas.
El tiempo se canso y desesperado me despertó volviéndome  a mi día

quitándome el placer de andar a pasos por La Habana de mis sueños escogida.

Sergio Gonzalez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: